jueves, 20 de septiembre de 2012

CHARLA PARA CURSO DE MASAJE INFANTIL

Las Educadoras de Masaje infantil nos dedicamos a darle pautas a los padres que tienen un bebé, para que ellos mismos se hagan cargo de su educación primal, la primera educación que un niño recibe tras el nacimiento.

Como todos sabemos, los bebés tienen personalidad desde que nacen, no los infravaloremos porque no se expresan aún en nuestro lenguaje, a través del contacto del tacto podemos comunicarnos con ellos y respetar sus propias decisiones. Si, si ¡!! El bebé toma sus propias decisiones, decide quien quiere que le toque, quien quiere que le hable, quien quiere que lo acune… y nosotros tenemos que aprender a respetar eso. Así, cuando sea mayor sabrá que es sentirse siempre respetado y amado.

En las clases del masaje infantil, los padres tienen un lugar íntimo y seguro dónde van a relacionarse entre sí y conectar con otros padres que al igual que ellos puede que tengan muchas inquietudes y las mismas dudas.

Van a relajarse, a dejarse llevar y estar un tiempo exclusivo y de calidad dedicado a su bebé.

El Masaje infantil no excluye a ninguna familia ni ningún bebé, es más, está recomendado para que lo hagan los padres adoptivos y fortalezcan el vínculo afectivo con su bebé. En bebés prematuros se ha comprobado científicamente que ganan peso. Es importante para los bebés que han nacido con alguna discapacidad, ya sean sordos o ciegos el masaje ayuda a crear un idioma desde el nacimiento, un idioma no verbal en el que todos los bebés se van a sentir entendidos y en el que se pueden relacionar con nosotros sin que sintamos pena ya que ellos no la sienten por ellos mismos.

Las clases de masaje infantil se dividen en una parte teórica y una parte practica de la técnica del masaje. En la teórica se dan las pautas de cómo hacer frente a los cólicos y gases de bebé, sus estados de comportamiento, hablamos de las diferentes clases de llanto de nuestro bebé… y en la práctica aprendemos unas sencillas técnicas que sirven sobre todo para desarrollar el lenguaje verbal y no verbal con el bebé, pero que también como efecto van a provocar el bienestar de los niños, lo que inevitablemente crea una estado de seguridad y tranquilidad en los padres.

Quiero recalcar que sirve de unión entre las parejas, en esta sociedad en la que normalmente es el hombre quien trabaja y llega tarde a casa, suele perderse los momentos más preciados de los primeros meses de vida de un hijo. Hoy en día los hombres son menos pasivos y quieren participar en esta primera educación, quieren también crear con su bebé un vínculo afectivo difícil de romper, y por qué no? El masaje infantil ofrece esa posibilidad al padre consciente. Los tiempos en que dejaba toda la responsabilidad a cargo de la madre están cambiando, e invito a todos los nuevos padres que participen de este curso para que puedan enriquecer su vida con el contacto directo con su bebé, ya que esta es una inversión para tu propia felicidad.
Miriam Gutiérrez Gutiérrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario